Cuidadito: si a las pendejadas te acostumbras, pendejo quedarás.

¡Deja tu comentario!

1 Comentario